En sexto año del colegio comencé a estudiar teatro, clown, clarinete, composición musical, circo, danza, y comedia del arte. Desde 1983 he participado de más de 80 producciones como guionista, ACTOR y DIRECTOR, por las cuales recibí cantidad de premios y nominaciones.

Actor

Mi primera actuación profesional fue a los 18 años, en un espectáculo en homenaje a Kafka producido por la embajada de Austria en Argentina.  A los 23 años fui seleccionado para integrar los elencos del Teatro Municipal General San Martín de Buenos Aires. Integré la compañía de Danza de Teresa Duggan, y actué en espectáculos de circo, teatro y clown en argentina y en varios países de América, Europa y Asia.

LA NACION (jazmin Carbonell): Marcelo Katz nos sorprende gratamente. En “Top, top, top” está impecable y hace honor a su sobresaliente trayectoria, con una ternura que emociona. Humor sano e inteligente.

El diario de IBIZA: Descomunal actuación de Marcelo Katz. Ha llevado a la platea de la risa al llanto con

sutileza y maestría.

Radio América. (Romina Pomponio): Una obra entrañable, alegre y emotiva. Un personaje compuesto exquisitamente por Marcelo Katz. Una sucesión ininterrumpida de momentos realmente mágicos.

Director

En 1993 fundé La Trup, primera compañía de nuevo circo de Argentina. A cargo de este grupo que expandió el arte circense en Argentina, monté espectáculos durante 7 años.

Desde el 97 hasta hoy dirigí más de 40 espectáculos de teatro, clown, máscaras, música y circo. Tanto producciones propias como de otras compañías y artistas que me convocan para llevar adelante sus proyectos.

Mis espectáculos apuntan a que el espectador se divierta, reflexione y participe de un viaje onírico poblado de imágenes potentes.

Clarin (Laura Falcoff): Aguas es un espectáculo delicioso, construido desde la simplicidad.

Página 12 (Silvina Friera) Con un encantador arsenal de efectos cómicos y oníricos, la dirección de Katz transforma la solemnidad de la ópera “Guillermo Tell” en una aventura moderna y fascinante.

Mirada y sentido (Patricia Lanatta). Nuevamente el director Marcelo Katz nos asombra con su talento para enlazar lo cómico y lo onírico y genera cuadros fantásticos. Consigue que el espectador se espeje en ese sueño a través de escenas hilvanadas por la puntada del humor, seguida de la imagen poderosa. Hay belleza.